Facebook Twitter E-mail
Home Área Federal de Educación de IU IU insiste en que las tasas universitarias son muy caras y que los préstamos hipotecan y mercantilizan la universidad
formats

IU insiste en que las tasas universitarias son muy caras y que los préstamos hipotecan y mercantilizan la universidad

El Área Federal de Educación de IU insiste en que la que es insostenible para la Comunidad Universitaria es la Secretaria de Educación Gomendio y su Ministro de Educación Wert. Por eso apoyará la huelga universitaria del 24 de marzo contra un Gobierno que decreta la reforma del sistema universitario con la oposición de toda la comunidad universitaria.

La Secretaria de Estado Gomendio y el Ministro Wert han incrementado un 66% de media en las tasas, la reducción de la cuantía de las becas y el endurecimiento de los requisitos para lograrlas. Las consecuencias de sus medidas han supuesto la expulsión de 45.000 estudiantes de la Universidad por no tener dinero para pagarla.

La Secretaria de Estado Gomendio y el Ministro Wert, con la complicidad de las Comunidades Autónomas, han recortado a los campus universitarios 1.523 millones en los últimos 4 años: en profesorado y personal (un 31,8%), en infraestructuras, equipamientos e investigación (un 56%). La sangría que desde 2010 sufren las universidades públicas en sus presupuestos ha hecho retroceder su nivel de gasto casi una década. El gasto medio por alumno ha bajado un 16,48 % (25,2 % aplicada la inflación). El único capitulo que aumenta son las tasas que irán a cargo de las familias.

Según un estudio del Observatorio del Sistema Universitario (OSU), cursar algunas carreras cuesta hoy hasta 3 o 4 veces lo que costaba en 2007, justo antes de las últimas reformas universitarias.

La Secretaria de Estado Gomendio y el Ministro Wert quieren imponer “hipotecas en vez de becas”, en este proceso continuo de privatización universitaria. Quieren que los estudiantes repaguen los estudios de master endeudándose mediante préstamos, que tendrán que devolver a los bancos con intereses. Tener una deuda después de haber finalizado los estudios, con un mercado laboral donde el desempleo juvenil es del 50% y 25% el general es condenar a los universitarios a estar endeudados e hipotecados antes incluso de empezar a trabajar. De esta forma buscarán los trabajos más remunerados, no los más adecuados o más necesarios, y serán sumisos ante cualquier presión, pues de seguir trabajando depende que nos les acaben desahuciando.

La Secretaria de Estado Gomendio y el Ministro Wert están de hecho imponiendo un proceso de privatización del sistema universitario porque desde 2011 el Gobierno del PP presiona a los gobiernos autonómicos para que establezcan una reforma del ‘Mapa de Titulaciones Universitarias’ y les exige que supriman diferentes titulaciones públicas y que fusionen otras. Sin embargo los datos muestran el crecimiento exponencial, no de la universidad pública, sino de las universidades privadas: la última universidad pública se levantó hace tres lustros y, sin embargo, en ese tiempo, el número de privadas se ha multiplicado por dos hasta llegar a las 32 actuales, controladas mayoritariamente por la jerarquía católica y fondos de inversión.

En definitiva, todas las reformas universitarias que están proponiendo de forma acelerada, en las postrimerías de su mandato, la Secretaria de Estado Gomendio y el Ministro Wert buscan una “liberalización” y privatización de la universidad pública.

El último decreto del 3+2, provocará que más allá de estudiar los tres primeros cursos, los costes de los dos siguientes (masters) sean inasumibles para la inmensa mayoría de las familias y que, por lo tanto, se acelere la expulsión de más alumnado de las universidades públicas y el creciente traspaso de estudiantes a las privadas, que se especializan en una mayor oferta de posgrados, como su principal ámbito de actividad, para familias con recursos. Entre 2005 y 2012 el número de alumnado de las universidades privadas ha pasado del 9% al 13%. Además este decreto supondrá la eliminación de carreras, la devaluación del título de grado y el despido de profesorado universitario.

Sin embargo los países de la UE están optando por una política radicalmente distinta: financiación pública de la universidad, matrículas gratuitas o simbólicas, y ayudas en forma de becas-salario, desgravaciones fiscales y subsidios. En los países nórdicos los estudios universitarios son gratuitos; en Austria, Alemania o Escocia la matrícula es gratuita; en Francia la matrícula requiere tan sólo el pago de una tasa fija (183 € por año). Este es el modelo mayoritario en Europa porque promueve la igualdad de oportunidades en el acceso a la universidad.

En definitiva estamos ante un paquete de decretos y propuestas, que se convertirán en una auténtica “reforma” del sistema universitario, que suponen la modificación no sólo de la ordenación de las enseñanzas universitarias, y de los requisitos para la creación de centros universitarios facilitando abrir nuevas universidades privadas sin las condiciones mínimas, sino un proceso de privatización y mercantilización universitaria.

Por eso IU apoyará la huelga de la comunidad universitaria el 24 de marzo recuperando la movilización y pidiendo que se vote en consecuencia en este decisivo año electoral 2015 para aprovechar la ocasión de cambiar las cosas.

Madrid, 13 de marzo de 2015

Área Federal de Educación de IU

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *